miércoles, 20 de junio de 2012

Soledad que Estremece

Quizás haya estado engañada toda mi vida, quizás haya imaginado un futuro, un mundo que no se pueda cumplir.

Realmente quisiera regresar a esos años, donde no tenía mayores preocupaciones, donde pensaba que era una mujer completa, cuando era tan independiente de todo, de todos, tan independiente que incluso fui capaz de volar, de irme muy lejos de mi hogar, donde tenía todo, para llegar a un lugar completamente desconocido con la mera esperanza de aprender algo tal vez, o tal vez simplemente pasarla bien.

Pero esos días parecen hoy tan lejanos, de hecho soy incapaz siquiera de recordar por qué me gustaba la soledad, ahora difícilmente la tolero, estremeciéndome cada vez más cuando llega. Si es cierto que uno se acostumbra a la soledad, pero nunca deja de estremecerse a causa de ella. 

Ahora me encuentro sola, estremeciéndome una vez más, pensando en por qué EL no me necesita tanto como yo a EL y si EL quiere que yo sea más independiente, ¿por qué hacerlo? Porque lo amo si, pero ¿Por qué más? si yo fui quien quiso necesitarlo, si yo soy quien quiere tener una relación así, donde el amor sea tan intenso que el uno sea incapaz de respirar sin el otro, que tal si de eso se trata el amor, uno ya tendrá tiempo para la independencia pienso, que tal si en realidad eso es lo que queda cuando envejezcamos, el mero recuerdo de la pasión de los primeros años.

Hoy solo tengo una palabra en mi mente: EL. Hace mucho me dí cuenta que mi mundo se había convertido en EL, que el aire que respiro es irrespirable sin EL y que EL, es simplemente un requisito para poder sobrevivir. Pero así lo quise, pues antes a pesar de no tener complicaciones, nunca pude entregarme por completo, era incapaz de confiar en alguien así, pero con EL lo hice y fui muy feliz. Pero todos saben que lo bueno no dura para siempre.


Solo quiero un mundo donde EL no me hable de independencia, esa palabra que definió mi personalidad por tantos años y no lo hace más, porque es un poco lindo depender un poco de alguien, aunque es muy doloroso cuando ese alguien no te corresponde. Quiero simplemente que EL me necesite tanto como yo a El.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada