sábado, 12 de mayo de 2012

Mayo con "m" de "mi mamá es la mejor".


“Las madres nos quieren hasta los 9 años, el resto es pura responsabilidad moral”. Al leer esa frase no pude dejar de reír y en cierta forma no sería algo tan inverosímil, después de todo que somos los hijos sino seres que venimos a cambiar la vida de una mujer, quien además de tener que aguantar reverenda “panza”, aumento de apetito, sensibilidad, pies hinchados y mil cambios de humor, debe convertirse en una “súper héroa”.

¡Ajá! Una súper héroa (lo prefiero a heroína), porque no solo es madre, esposa, compañera, amiga, hija, hermana, trabajadora, empleadora, empresaria, ama de casa, sino que también es maestra, escritora, costurera, psicóloga, arquitecta, diseñadora, abogada, investigadora, médica y hasta cantante. ¿A poco no?

Y entonces, díganme para quienes tuvimos y tenemos la bendición de haber crecido con una madre amorosa, si de su madre no aprendieron sus primeras palabras, si con ella no escribieron sus primeras letras, sin con ella no cosieron sus primeros rotos, si con ella no construyeron sus primeros sueños o diseñaron sus mejores sonrisas. O díganme si no se olvidan de la vez que jugando con su primera bicicleta al estrellarse contra el carro del vecino no salió a defenderlos con la ley que solo el amor sabe escribir, o si no se metió alguna vez en su cuarto o habló con sus mejores amigos haciendo labor de detective y esperando conocer las razones de sus estados de ánimo (claro, eso era a la “antigüita” cuando no había Facebook) y por supuesto, díganme si ella no curó sus primeras heridas o si con ella no entonaron sus primeras melodías: “los pollitos dicen pío, pío, pío” (con todas las “r” mal pronunciadas y unas “l” por ahí demás) JAJAJA, no está de lujo de tener una madre así, no está de lujo tan solo tener una MADRE.

Y claro, luego ahí estamos nosotros sacándoles canas verdes, azules, grises, blancas y etcéteras; y, olvidándonos a veces de esa “súper héroa” a la que créanme señores y señoritas, reprendernos le dolía más que a nosotros mismos, no es de a gratis aquella famosa frase “esto me duele más a mí que a ti” porque el amor de una mamá traspasa los límites de los sentidos, de las líneas visibles e invisibles, de lo real y de lo irreal.

Yo tengo dos madres, una allá en el cielo en donde continúa siendo el ángel que fue aquí en la tierra; y otra aquí conmigo, esa mujer de la que yo aprendí todo lo que soy, de quien vine y por quien voy.  

Y hoy, en este mes de mayo con “m” de "mi mamá es la mejor”, a través de este par de palabras, solo quiero desearles a mis mamás, a sus mamás, a las mamás de sus amigos y a las de los amigos de sus amigos, mucha felicidad y bendiciones eternas. 

¡¡¡Feliz día mamás de los locos de mis amigos porque por ustedes señorotas he conocido gente maravillosa y no podía ser para menos, viniendo de semejantes hermosuras (:!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada