viernes, 25 de mayo de 2012

¿Cómo ama una mujer?


Entre las tantas cosas que una puede leer mientras está perdiendo o ganando el tiempo en internet, encontré una pregunta que me quise responder a mí misma pero que difícilmente lo logré (si es que lo hice, ¡claro está!).
– ¿Cómo ama una mujer?
Y es que cuando se trata del amor y de ese tipo de pasiones nada provistas de respuestas exactas, me siento la “pinky” del laboratorio. Una vez en mi vida tuve la capacidad emocional de considerarme "enamorada" de un hombre, en realidad nunca creo que lo estuve del todo, si acaso solo amé la forma en la que aprendí a ver la vida con el de este lado que no fue ni siquiera el suyo.
Portaba páginas y música como su mejor carta de presentación. Debió haber sido muy bueno, es muy bueno.
Luego, conocí otro tipo de amores, una canción, un buen libro, una película de la cual recuerdo el nombre -increíblemente-, un gato, un buen café y dos colillas de cigarrillos: una que vi arrojada en el piso mientras el mundo se concentraba en el ruido de la ciudad y otra que yo escogí para guardar en el bolsillo izquierdo del pantalón que mi última cita nunca logró arrancar.  
Al no poder responder la pregunta por mí misma, indagué a otras mujeres, quienes sin dudarlo ni un segundo afirmaron:
-         "Con el corazón, cuando la mujer ama lo entrega todo". 
-         "Damos tanto, sin medida, sin límite, con sacrificio y por ello nos resulta más difícil librar una ruptura".
-         "Con el corazón las pendejas, con la cabeza las mujeres".
-         "Con todo y nada porque lo entregamos todo y terminamos en la nada".
-         "La mujer siempre ama porque es lo que mejor sabe hacer".
-         "Hay mujeres que aman de verdad y lo demuestran, otras que aman pero no lo demuestran y hay otras que son como hombres, no aman".
Que amamos con todo y luego nos quedamos sin nada, que fui menos mujer y más pendeja cuando me consideré enamorada, que los hombres no aman. Todas son preguntas sin interrogación porque la respuesta no siempre está a la vida. Al final… al principio y en el medio, la vida no está llena de respuestas, sino de preguntas que no se saben responder y es mejor así, después de todo que son las respuestas sino más preguntas a medio morir.
Muchas y muchos de ustedes dirán que una mujer ama con lo que es, con lo que quiere ser, con lo que esconde y con lo que tiene. Con lo que es porque no es más que amor y del amor intenta aprender. Con lo que quiere ser porque aunque a veces no somos nada, hacemos mucho para ser el todo de alguien.  Con lo que esconde porque también ama con sus perversiones, con la lujuria propia de la oscuridad de una habitación y con su lado “black swan”. Y con lo que tiene porque de reservas no conoce y tampoco pretende llegar a conocerlas.
Yo en cambio, me atrevo a afirmar que una mujer ama con lo que no tiene. Con los hue_os. ¡¡¡EXACTO!!!
Es así por ejemplo, que yo le escribo al amor de mi vida que no existe, porque si existiese no le escribiría nada, se lo haría todo y señores, esos son hue_os.
Y, entonces:
– ¿Cómo ama una mujer?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada