lunes, 16 de abril de 2012

F**k you all!!

¿Alguien recuerda esa escena famosa de la película "25th Hour" (Spike Lee, 2002), en que Edward Norton, protagonizando a un dealer en su último día de libertad, entra a un baño y al verse al espejo, empieza un largo monólogo despotricando contra todo lo que odia?

Para mí es una de las escenas cumbre del cine de Lee. Expresa esa rabia contenida que no sabemos como expulsar y que el espejo (como reflejo del yo), conoce mejor que nadie cómo recibir. La ventaja de ese ejercicio/catarsis es que uno se siente tan aliviado, tan lleno y tan limpio, que puede salir a la calle como que nada.

Quienes me conocen saben que a veces peco de misántropo, y razones no me faltan. Hay tanta podredumbre afuera... Y estos días algunos entes se han sumado a mi lista negra de a quienes odiar.

Les comparto la escena en cuestión, no tiene desperdicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario