miércoles, 28 de marzo de 2012

ALGO PARA PENSAR...



Uno puede llegar a pensar que todos los días son iguales o que cambian muy poco, tal vez hoy estoy un poco más feliz que ayer o tal vez más enojado, o tal vez hoy casi me pisa un idiota que no vio el semáforo, pero es casi imposible que algo cambie; o ¿tal vez todo cambia y por eso nos parece que nada cambia?

Uno puede pensar que su vida  es siempre igual y alimentarse de pequeñas alegrías, como recibir un buen cumplido o incluso tener un nuevo follower; o tal vez pensar que los días son diferentes por el mero hecho de que existen esas pequeñas alegrías y también pequeñas tristezas que a veces parecen más grandes de lo que son.

Pero si todos los días son relativamente iguales, ¿para qué vivimos? a lo que uno puede responder: para ganar dinero, para tener una familia y así nuestra respuesta de para que vivimos se reduce casi siempre a "para el futuro, obviamente". (Aunque paradójicamente solemos dedicarle ni el 20% de nuestro tiempo a eso que consideramos prioritario o la respuesta al para qué vivimos). 

Pero que pasa con el presente, como hacer que los días dejen de ser relativamente iguales unos con otros; o tal vez ¿tendrán que ser así para tener un futuro mejor? pero ¿y si me muero mañana? no quiero que en mi última semana de vida haya pasado encerrada en la casa estudiando o trabajando todo el día para dormir en la noche. Es decir, ¿cómo darles un sentido a cada uno de los días? y para esto seria necesario preguntarse ¿qué sentido tiene mi vida? y volvemos a lo de antes. Es algo para pensar. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada